Tipos de harinas

Tipos de harinas

La harina es un ingrediente básico en la gastronomía global. En el mercado hay disponibles numerosas clases de harina, cada una con unas propiedades y aptas para diferentes platos.

Enel artículo de hoy del Blog de Monpizza, nos adentramos en el mundo de las harinas.

¡Sigue leyendo para informarte!

Qué es la harina

Antes de comenzar, explicaremos detalladamente qué es la harina. Es un ingrediente culinario esencial que se obtiene mediante la molienda de diversos granos y cereales, siendo el trigo, maíz, arroz, avena, centeno y cebada algunos de los más comunes.

La harina desempeña un papel crucial en la preparación de gran variedad de platos en todo el mundo.

Dependiendo del tipo de grano utilizado y del grado de refinamiento, la harina puede variar en textura, sabor y propiedades nutricionales.

En los siguientes apartados nos centraremos en los diferentes tipos de harina más demandadas en la cocina.

Harina de trigo

Harina de trigo

Se obtiene de la técnica de molienda del grano de trigo. Es una de las harinas más versátiles y comunes en la cocina.

La harina de trigo se caracteriza por su contenido de gluten, una proteína que proporciona elasticidad y estructura a las masas, interactuando con el almidón.

Existen varios tipos de harina de trigo, como indicamos. La harina de trigo todo uso es la más común y se utiliza en una amplia variedad de recetas, desde pasteles hasta panes.

La harina de trigo integral, por otro lado, conserva el salvado y el germen, lo que la hace más nutritiva y rica en fibra.

También puedes encontrar harinas de trigo específicas para pan, como la harina de fuerza, que tiene un alto contenido de proteína y es ideal para panes con una mayor elasticidad.

Harina integral

Esta harina se produce a partir de granos enteros de cereales, como el trigo, en los cuales se conserva tanto el endospermo como el salvado y el germen.

A diferencia de la harina blanca, la harina integral es más nutritiva y rica en fibra, ya que estos componentes contienen vitaminas, minerales y antioxidantes esenciales.

Debido a su mayor contenido de fibra, la harina integral es conocida por su capacidad para promover la digestión saludable y mantener los niveles de azúcar en sangre más estables.

Además, su sabor es más robusto y suele aportar un toque terroso a los productos horneados.

Harina de espelta

Harina de espelta

Se elabora a partir del grano de espelta, una variedad antigua de trigo. Aunque es un pariente cercano del trigo común, la espelta tiene algunas diferencias distintivas, como su cáscara dura que protege el grano interior.

La harina de espelta dispone de un contenido más alto de proteínas y minerales en comparación con la harina de trigo convencional.

Además, para algunas personas la espelta es más fácil de digerir que el trigo, aunque esta también contiene gluten y no es del todo apta para personas con enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten.

Otros tipos de harinas que existen

Otras clases de harinas

Existen otros tipos de harina que se obtienen de diferentes cereales y granos. La harina de arroz, por ejemplo, se produce a partir de arroz molido y es naturalmente libre de gluten, lo que la hace ideal para personas con sensibilidad al gluten.

La harina de avena se obtiene de la molienda de copos de avena, es conocida por su suavidad y sabor delicado y se emplea en galletas y pancakes.

Por otro lado, la harina de cebada proviene de granos de cebada y a menudo se utiliza en la preparación de sopas y guisos como agente espesante.

Y, finalmente, la harina de maíz se obtiene del maíz molido y es esencial en la cocina latinoamericana, en tortillas, tamales y productos de panadería.

Cada una de estas harinas tiene propiedades y usos específicos que las hacen valiosas en la cocina y gastronomía global.

Usos de la harina

Usos de la harina

La harina se utiliza de diversas maneras en la cocina, y su versatilidad la convierte en un ingrediente fundamental para crear una amplia variedad de platos.

En algunos ámbitos de la gastronomía, se llevan a cabo procesos como el tamizado y la fermentación de la harina.

En las siguientes líneas indicamos los usos más conocidos de la harina:

  • En la panadería, la harina es la base esencial para hacer pan, pasteles y productos horneados en general, gracias al gluten presente en la harina de trigo que proporciona elasticidad y estructura a las masas. Con harina y agua se crea la masa madre, esencial en la panadería actual.
  • En repostería, se utiliza para preparar pasteles, galletas, magdalenas, etc.
  • En la elaboración de pastas frescas, como fettuccine o tagliatelle, la harina es el ingrediente principal.
  • En el caso de las pizzas, la harina es indispensable para conseguir una masa crujiente y deliciosa.

Y, ¿con qué tipo de harina se hace la pizza? La harina más comúnmente usada para hacer pizza es la harina de trigo, especialmente la harina tipo 00, perfecta para crear una masa delgada y crujiente, como la pizza napolitana.

Algunos cocineros también experimentan y personalizan con harinas integrales, de trigo duro u otras variedades para lograr diferentes resultados.

¿Deseas bases de pizzas hechas con harina de calidad para tu negocio?

En Monpizza elaboramos bases de pizza con distintos tipos de harina saludables como masa de pizza espelta integral, base integral de pizza con harina integral y bases de harina de trigo.

Nos adaptamos a las necesidades y requerimientos de tus clientes, por lo que te proporcionamos esas masas en distintos tamaños: individuales, pequeñas, grandes.

Consúltanos si tienes alguna duda.

×